miércoles, 4 de mayo de 2011

Acta de Segregacion de La Línea del Campo de Gibraltar el 17 de enero de 1870

Ayuntamientos nº 35

Excmo. Sr.

Excmo Sr. Ministro de la Gobernación con fecha 17 de enero último me dice lo que sigue. 

" Pasado a informe del Consejo de Estado según previene el artículo 30 de la ley municipal, el expediente sobre segregación del distrito municipal de San Roque, de la parte de territorio que comprende la Línea del Campo de Gibraltar formando Ayuntamiento independiente, aquel Cuerpo en pleno ha emitido el siguiente dictamen  

Excmo Sr = Para dar cumplimiento a la órden  de S. A. el Regente del Reino de 25 de noviembre anterior, recibida en 11 de este mes, ha examinado el Consejo el adjunto expediente promovido en solicitud de que se segregue del distrito municipal de San Roque en la provincia de Cádiz, a fin de formar nuevo Ayuntamiento, la parte de territorio que comprende la Línea del Campo de Gibraltar,  Entablaron dicha solicitud doscientos seis vecinos de la Línea, adheriendose a ella más adelante otros ciento veinte y cuatro: de manera que siendo trescientos treinta los recurrentes y no excediendo de cuatrocientos veinte y seis el número de vecinos de la porción que se intenta segregar, ha podido y debido tomarse en consideracion ésta pretención con arreglo al número 2º. artº. 28 e la Ley municipal, puesto que aquellos constituyen la mayoría de estos. 
Para demostrar  la conveniencia y justicia de la segregación, exponen los interesados que la población de la Línea es doble de la que exige la Ley como circustancia precisa para acordar semejantes medidas; que consta de ciento treinta y seis casas de mamposteria perfectamentes edificadas y de ciento cincuenta huertos, los cuales, después de satisfacer las necesidades de la localidad, dejan un sobrante que conducido a Gibraltar, constituye una especulación de prodigiosos resultados; que tiene barcas pescadoras, canteras, caleras y fabricas de ladrillos, que ocupan muchos brazos y dan lugar a una ventajosa exportación y que existen en aquel punto,  plaza de mercado, tiendas e industrias de muchos géneros que le permiten subsistir independientemente. Alegan también que, mientras San Roque, absorbe hoy los recursos de la Línea, la tiene completamente abandonada, pues a pesar de mediar mas de una legua entre ambas localidades, no hay en la última escuela de niñas, médico, ni matrona, ni se atiende al empedrado de las calles, a su alumbrado, limpieza y ornato; habiendo de acudir los vecinos por si mismos a cubrir algunas de estas atenciones.

Manifiesta por último, que cuenta la Línea con recursos propios para sostenerse con menos gravamen  que el que ahora sufren sus vecinos y que puede señalársele un término proporcionado a su población. Algunos de los recurrentes presentaron despues un proyecto de presupuesto municipal  para el nuevo distrito en el cual calculando los gastos e ingresos que pueden corresponderles presentan un déficit de ochocientos setenta y un escudos, que se cubre dejando un sobrante de seiscientos  veinte y nueve, con la aplicación de un arbitrio que está ya establecido.

Oído el Ayuntamiento de San Roque, se opone a que realice la segregación por las razones que brevemente se expondrán. Se hayan agrupadas a la Línea los caseríos de la Tunara, Espigón, Huertos y Huertas; y la mayor parte de los habitantes, no han de calificarse de vecinos, por que son transeuntes y los que no se hallan   en este caso están a merced de la autoridad militar, facultada para expulsarlos; de manera que constituyen una población flotante y sin estabilidad, que nunca alcanza el derecho seguro y fijo de vencindad y no pueden concedérsele las garantías que en otro caso le correspondieran.

Contribuyen aquellos habitantes a sus cargas municipales con novecientos veinte y seis escudos quinientos cuarenta y seis milésimas para cargo sobre la contribución territorial y doscientos cincuenta y seis escudos trescientas ochenta y ocho milésimas  sobre la industrial. sumas muy escasas, según el Ayuntamiento atendiendo principalmente a que no se sabe que en la Línea se cuenta con otros recursos para levantar las obligaciones que ofrecería la emancipación. No se conoce el término propio de aquella localidad nunca lo ha tenido; porque es un barrio de la Ciudad acrecentando a impulso de circunstancias deplorables.

El espacio que ocupa la Línea es muy reducido y se encuentra dentro de la zona militar de mar y tierra; los propietarios de huertas y edificios están obligados a destruir las fincas y a devolver los terrenos según lo exijan las circunstancias o el Gobierno lo ordene, el caserío con tales condiciones construidos, constituye la riqueza principal de aquella porción, que no cuenta con otras fincas, inscripciones, derechos, créditos, pastor ni aprovechamientos o usos públicos.

Sin fábricas, ni industria, ni agricultura, la vida aquella localidad es precaria y depende  de la prosperidad de la colonia a cuyo fuego de cañón está sometida y "de manejos nada aceptables". Allí según asegura la municipalidad, las personas se acostumbran la infancia, a ciertos excesos que constituyen delitos, y no se pueden calcular el formato que estos tomarían, cuando los habitantes quedaran entregados asi mismos.

La casa de Beneficencia admite a sus enfermos; tienen una escuela gratuita de primera enseñanza, la Alcaldía de barrio está dotada con un escribiente, se ha creado una plaza de médico titular con residencia fija en aquel punto, y en periodos  de epidemia se han facilitados a éste cuantos socorros pudieran desearse. Comparando lo que pagan aquellos habitantes con los dispendios que originan, se deducirá que estos son infinitamente superiores a aquellos; y si cortara la comunicación con Gibraltar como ha sucedido varias veces, se derramaría por los pueblos un vecindario flotante y necesitado y el Gobierno tendría precisión de suministrar caudales para sofocar las consecuencias de tal estado.

La Línea no puede considerarse más que como un campamento militar, los individuos que la habitan están a merced del jefe que les permitió la entrada y que se haya facultado para lanzarlos de sus hogares cuando lo aconseje la conveniencia; de modo que puede decirse que no gozan de los derechos de ciudadanía.

La municipalidad entiende, que siendo hoy muy reducido su término, no puede segregarse ninguna parte de él, mayormente cuando, por conveniencia de la enajenación de los propios, su caudal es hoy insignificante; y concluye manifestando que dependerá en todo caso cualquiera resolución que se oponga a la integridad de su territorio; y que en que la Diputación provincial fallará a su favor en primer termino la cuestión suscitada. De orden de la Diputación provincial se ha unido al expediente algunos documentos siendo los principales:

1º un oficio de la Sección de Estadística en que se manifiesta, entre otras cosas, que la Línea es cantón militar de alguna importancia, cuenta aproximadamente 426 vecinos y en este concepto tiene más población que varios Ayuntamientos de la provincia, y que mas de 4000 de la Nación; que la relación entre sus habitantes que saben leer y escribir, aunque desalentadora, es más satisfactoría que la ofrecidas por varias localidades que se citan, que aquel es un lugar de recreo situado en la frontera de Gibraltar para la gente acaudalada de esta plaza y de San Roque; y tiene una escuela pública de niños, una hermita, cementerio, posadas, oficinas de Hacienda para el cobro de del impuesto del pase a  Gibraltar; nueve calles, dos plazas, tres cuarteles con pabellones, un establecimiento de salazón con varias dependencias, cuatro cafés, tres billares, doce tabernas, tres barberías, siete zapaterías, una fonda, ocho tiendas de comestibles y ropas, dos de sastre, dos fabricas de ladrillos, una alfarería, varias canteras y mas de doscientas huertas y huertos.


2º Un oficio de la Administración económica en que se comprueba que los vecinos de la Línea pagan para  los gastos municipales la suma antes expresada.

3º Copia de una orden del Poder Ejecutivo de 14 de Julio último, por lo cual se derogó la de 24 de Julio de 1.862 y las demás disposiciones que prohibían la edificación y reparación de edificios en las poblaciones de la Línea y Campamento; permitiendo edificar detrás del Cuartel de Infantería.

4º Un informe de la Sección de Presupuestos de la Diputación en que se manifiesta que los productos del arbitrio de un real en las cargas que pasan a Gibraltar por la Línea, han ascendido en los cincos últimos ejercicios del Presupuesto a sumas comprendidas entre cuatro mil trescientos ochenta y tres y 5.261 escudos,  estando hoy arrendado en cuatro mil seiscientos ochenta y ocho escudos ochocientas diez y nueve milésimas.


5º Un certificado del secretario de la Junta provincial de Agricultura Industria y Comercio, en el cual manifiesta que existe en su archivo una moción dirigida a la Junta por varios propietarios labradores y vecinos de la Línea, de cuyo documenta resulta, según declaración de sus firmantes, que el término jurisdiccional que el Ayuntamiento de San Roque tiene de antiguo señalado a la Alcaldía pedánea de la Línea de Gibraltar, es comprensivo desde el Cachón nombrado de Jimena, hasta el arroyo de Guadalquitón por la huerta del Rango formado angulo a la Pedrera, cuyo territorio comprende aproximadamente media legua de ancho y dos y media de largo. Existe también en el expediente una comunicación en que dos vecinos de la Línea, como representantes de los demás solicitan no solo lo expuesto, sino también que se les asignen en sus división los terrenos, bienes, pastos, aprovechamientos usos públicos y créditos activos y pasivos con arreglo a su población y el egido que a la misma toque con sujeción a las Leyes; que se les concedan las inmunidades que la ley de 3 de Junio de 1.868 reconoce a las nuevas poblaciones al constituirse en municipio y que se designe a la suya de con el titulo de "Villa de la Línea de la Victoria"


La Diputación provincial, considerando que la Línea cuenta mas de 200 vecinos, que su Alcalde de barrio tiene señalado un término jurisdiccional proporcionado a la población, bastante por hoy a sus actuales necesidades y que se aumentará considerablemente con la participación  que le corresponde en el que queda a San Roque; que esta justificado que el nuevo distrito podrá sufragar sus gastos sin gravar excesivamente a los vecinos; porque el presupuesto que han presentado asciende a tres mil quinientos escudos y por arbitrios reconocidos y recargos a las contribuciones en el año corriente, llegan sus ingresos a cinco mil ochocientos setenta escudos, sin comprender la Capitación, los consumos, ni los aprovechamientos; que la providencia que ahora se adopte y para la cual se ha preparado el expediente, debe limitarse a la segregación  quedando la división de bienes para después de haber aprobado el Gobierno la formación del nuevo Ayuntamiento; que los beneficios de la Ley  de 3 de Junio de 1.868 se han de aplicar por el Gobierno y no por aquella Corporación y que al mismo corresponde resolver acerca del titulo del pueblo, así como el fijar el nombre de éste a la primera municipalidad que se elija; acordó la segregación  de la Línea y su constitución en Ayuntamiento; señalandole por término jurisdiccional la porción de terreno  a que se extiende la autoridad del Alcalde de Barrio, sin perjuicio de que, después de aprobado éste acuerdo por la superioridad soliciten los interesados la división de bienes pastos y de que acudan al Gobierno en demanda  de los beneficios de la Ley relativa al fomento de la Agricultura y de la población rural.

En tal estado se elevó el expediente al Ministerio del digno cardo de V.E., pasandose después al Consejo para los efectos del artº 30 de Ley municipal.

Este Cuerpo hará presente a V.E. ante todo,  que la pretensión de os vecinos dirigida a que se concedan a la municipalidad qu se cree los beneficios de la Ley  de 3 de junio de 1.868, no puede tomarse en consideración, porque ni ésta Ley les es aplicable, ni en su caso correspondería al Ministerio del digno cargo de V.E. entender en la materia que es de la competencia  del de Fomento. Está fuera de duda que la Línea tiene, cuando menos 391 vecinos, población que le reconoce el Ayuntamiento de San Roque, y que en caso de accederse a la segregación solicitada, puede señalarsele un término municipal de media legua de ancho y dos y media de largo, bastante según  los interesados y la Diputación provincial, para sus actuales necesidades. Hallanse pues en el caso actual satisfechos dos de las circunstancias que exige la Ley de 21 de Octubre de 1.868, para que se pueda acordar la segregación; y resta solo averiguar si está cumplida otra tercera y mas importante, que también requiere la misma Ley; pues contra los que algunos creen y entre ellos la Diputación provincial de Cádiz, no ha sido el fin de aquella fomentar la creación de Ayuntamientos de 200 vecinos, sino impedir que nazcan nuevas entidades municipales, allí donde no se cuente con los medios necesarios para su sostenimiento y desarrollo, cualquiera que sea la población. Por eso el arº 25 manda que se justifique que el nuevo distrito podrá sufragar los gastos municipales, sin gravar excesivamente a los vecinos.

Ahora bien los interesados, o parte de ellos en representación de todos, han formado un proyecto de presupuesto, que aunque no tiene carácter oficial, puede servir de punto de partida para deducir después de tomar en cuenta lo que  a este propósito expone la Diputación, si la Línea tiene o no recursos bastantes para alcanzar la independencia a que áspira.

Tal proyecto ha de sufrir necesariamente en su caso, algún aumento en los gastos; pues aunque bien dotado, por ejemplo, el Secretario de Ayuntamiento, a quien se asignan quinientos cincuenta escudos, y el personal  de la secretaría  asciende a mil cuatrocientas diez, solo  se señalan doscientos para cada uno de los maestros de niños y de niñas, treinta para la policia urbana y rural; y únicamente setenta para beneficiencia, cuando es seguro que los vecinos de la Línea no serán ya recibidos en los Establecimientos de San Roque.

Es cierto que se proponen algunos créditos que  tienen el carácter de eventuales como el de ciento setenta escudos destinados amueblar la secretaría; es cierto también, como se indica en el expediente, que hay muchos que acuden con cantidades menores a sus necesidades; pero esto solo prueba que semejantes pueblos no deben ser independientes.

Sin embargo nótase que en el capítulo 9º del presupuesto de ingresos, no figuran los productos del recargo sobre los cupos  de contribución territorial y sobre las cuotas de tarifa de la industrial, aunque hoy contribuyen aquellos vecinos por ambos conceptos con mil ciento ochenta y dos escudos, novecientas treinta y cuatro milésimas; que en los capítulos correspondientes no figura la parte que pueda tocar a la Línea de la renta del tres por ciento de las inscripciones intransferibles entregadas al Ayuntamiento en equivalencia de sus bienes vendidos; y que solo se consigna la mitad del producto de los arbitrios especiales sobre cargas y ganados que se cobran al paso para Gibraltar; aunque la Diputación provincial cree que el primero debe pertenecer exclusivamente a la misma Línea.

No es, pues, difícil y antes parece probado, que como la misma  Corporación asegura puede la Línea reunir mas de diez mil escudos de ingresos, sin gravar excesivamente a sus vecinos; y en este supuesto, fácil les será extender sus gastos, que en el proyecto adjunto se presuponen  en solo tres mil quinientos noventa y cinco escudos.

Resulta, pues, satisfecha también  la tercera condición que exige el artículo 29 de la Ley;y de consiguiente puede el Gobierno acceder a lo que se pretende.

No se oponen a ello consideraciones de cierto género que ha expuesto el Ayuntamiento de San Roque; porque la orden la orden del Poder Ejecutivo que obra en el expediente, demuestra que la propiedad ha adquirido en la Línea en la estabilidad de que  antes carecía; porque aunque pudiera admitirse que en caso extraordinario de guerra hubieran aquellos habitantes de abandonar sus hogares de grado o por fuerza, éste suceso eventual, a que estarían  también expuestos los vecinos de San Roque, dado el alcance que hoy tiene la artillería, no puede tomarse en cuenta para impedir que una determinada localidad adquiera la prosperidad de que sea susceptible; y porque si los que viven en el que hoy es barrio se entregan a ejercicios reprobados, según asegura la municipalidad, hay indicaciones en el expediente de que la cabeza del distrito no se ve libre de la misma imputación.

Los interesados quieren dar al nuevo distrito  el nombre de "Línea de la Victoria"  y V.E. comprenderá que en aquel sitio sería inconveniente y hasta ridículo semejante denominación.

Opina, pues, el Consejo que puede servirse V.E. proponer a S.A. el Regente del Reino, la aprobación del acuerdo en que la Diputación provincial de Cádiz resolvió que se segrege la Línea del distrito municipal de San Roque para formar nuevo Ayuntamiento sin perjuicio de la misma Diputación, con presencia de todos los datos necesarios y audiencia de los interesados, verifique la división de que habla el artº 30 de la Ley y que debe someterse a aprobación del Gobierno.

Entiende a si  mismo, que si V.E. lo creyese oportuno, podría mandar que se advirtiera a los interesados la impropiedad del nombre que desean aplicar a la nueva entidad municipal.

Y conforme S.A. el Regente del Reino con el preinserto dictamen se ha servido resolver como en el mismo se propone.

Lo que de orden  de S. A. comunico a V.S. para los efectos consiguientes.

Lo que traslado a V.E. para su conocimiento y efectos oportunos.

Dios que a V.E. m. a.

Cádiz a 5 de Febrero de 1.870

Man. Sorroya = rubricado  Excma Diputación Provincial
























                                                         Luis Javier Traverso
                                                http://lalineaenblancoynegro.com





Documento cedido por Ana Villalta del periódico digital.

     




  

No hay comentarios:

Publicar un comentario