sábado, 14 de mayo de 2011

Atestado en la Aduana en 1929

Éste nuevo documento da la razón al artículo que subí anteriormente La Línea y la Patría del 12/07/1922 en el cual decía:

" .......La leyenda del contrabando es otra de.las cosas que me parecería natural que hubiese desaparecido, por lo absurda, y que aún persiste en el ánimo de mucha gente. Aquí no existe el contrabando, propiamente dicho, ni hay contrabandistas. Eso es una fábula. Esta es una población puramente trabajadora y laboriosa, que vive de sus trabajos en la vecina plaza de Gibraltar, de sus industrias, de su agricultura y de su comercio.
El contrabando que por aquí se hace no es tal contrabando, es el matute, que  indefectiblemente se hace en todas las poblaciones que, como ésta, tienen Aduana fronteriza. Ya es tiempo que desaparezca totalmente ese error y el estigma vergonzoso que algunos tan injustamente aplican a esta localidad ."
Como se tuvo que sentir esa pobre señora para tener que reaccionar de esa manera. Al igual, hay que comprender que la funcionaria simplemente  cumplía con su obligación. 





                                                        Luis Javier Traverso
                                                http://lalineaenblancoynegro.com







Gracias a la Colaboración del Archivo Municipal de La Línea de la Concepción

No hay comentarios:

Publicar un comentario