jueves, 19 de abril de 2012

Proyecto de un Camino Vecinal calle Angel-Cementerio 1908




                                                                  MEMORIA.


Antecedentes.

El rápido crecimiento de la villa de La Línea motivó hace unos años la construcción de un nuevo Cementerio, en atención a que el existente se encontraba tocando al recinto urbanizado y en unas condiciones antihigiénicas  a nada comparable. 



Al recoger los datos necesarios para formular el proyecto de nueva Necrópolis y buscar el terreno apropiado para su emplazamiento, en consonancia con el R.D. de 16 de Julio de 1888, se hallaron innumerables dificultades ; pero al fin, se encontró un terreno poco accidentado y distante de la Villa, aproximadamente dos mil metros, al parecer del facultativo que asesoraba al Ayuntamiento, con todas las condiciones exigidas por el   R. D. citado y el único a propósito para el emplazamiento del nuevo Cementerio: una condición no llenaba sin embargo, y esta era de fácil viabilidad o comunicación con el poblado, puesto que se encontraba separado de él por un extenso arenal que dificultando el paso haría casi imposible en su día el transporte a hombros o en coche de los cadáveres que en la nueva Necrópolis recibieran sepultura. Claro está, que a todos los terrenos utilizables que se encuentran en dirección contraria  a los vientos reinantes en la localidad les ocurre lo mismo y por esto, no hubo otro remedio que considerando cosa resuelta la aceptación del expresado terreno donde hoy se halla la construcción, como si reuniera además esa condición indispensable de comunicación; pero siempre pensando tanto las autoridades celosas de aquella villa, como el arquitecto autor del proyecto de Cementerio en la modificación de la viabilidad por medio de un camino que hiciera fácil acceso a aquel lugar a toda persona que allí fuera movida por sus piadosos sentimientos y no dificultara en manera alguna la conducción de cadáveres.




El estado precario de las arcas Municipales hizo que no se empezaran tan pronto como convenía los estudios necesarios para la construcción del referido camino y que las autoridades buscaran soluciones sin grandes dispendios; a tal objeto se construyó, próximo a la población, una casita donde se depositaban los cadáveres. Después de pasado se reglamentaría en la “casa mortuoria” y allí se despedían las familias y acompañantes, siguiendo luego la conducción , haciéndose paradas en varios sitios del camino en donde se construyeron bancos o apeaderos en distintos sitios hasta llegar al Cementerio. Pero todo esto, según las mismas autoridades han visto y la práctica se ha encargado de demostrar, no han sido otra cosa que paliativos inútiles  que en nada pueden modificar ni resolver el problema verdadero de la comunicación, ni tampoco puede satisfacer a las familias dolientes que tienen que retirarse del cadáver antes que reciba sepultura.

En tal situación y comprendido las necesidades imperiosas de hacer un camino que una el poblado con el Cementerio, fui encargado por el Ayuntamiento de La Línea de estudiar un proyecto del mismo en consonancia con las necesidades de la población, y al redactar esta Memoria, faltaría a mis deberes profesionales si no expresara en ella que el camino objeto del proyecto es una necesidad imperiosa y deba constituir su construcción  el cumplimiento de una deuda que el Ayuntamiento tiene con la población y debe apresurarse a pagarla. 
        
Razones de gran fuerza son las arriba expuestas ya consideradas por la autoridades locales, pero hay otras que desde el punto de vista de la higiene y el orden público demuestran también la necesidad del camino que se proyecta: en caso cualquiera de epidemia las determinaría y haría ver que si las necesidades obligaran a observar en los enterramientos un procedimiento rápido, estos no podrían llevarse a cabo porque el arenal que separa el Cementerio del poblado se opone silenciosamente a ello.
De aquí sería preciso colocar los cadáveres en el Depósito que hoy existe a la entrada de la población , esperando que pudieran ser conducidos, y formando un foco infeccioso tan peligroso como la misma epidemia.

   

 

Partes del proyecto

  Consta el proyecto en planta de varias alineaciones enlazadas de la forma siguiente a partir de la calle del Ángel con rumbo de ---, se proyecta una alineación recta que tiene la longitud de ciento noventa y ocho metros y treinta y cinco centímetros (198’35 m.) que se enlaza con otra recta  de doscientos veinte y dos metros y diez centímetros (222’10 m.) de longitud, y esta a su vez con una curva de cuatrocientos nueve metros y cincuenta centímetros (409’50 m. ) de radio y ciento veinte metros (120 m.) de desarrollo; siguen después alineaciones rectas de cincuenta y tres metros (53 m.), novecientos cincuenta y siete metros (957 m.) y cuatrocientos cincuenta y cuatro metros (454 m. ) respectivamente, formando con las dos primeras ángulos de ciento sesenta grados y veinticinco minutos (160º y 25’) y ciento cincuenta y cuatro grados y sesenta minutos (154º 60’) y ciento cincuenta y nueve grados y y cincuenta minutos (159º 50’ ) formando un total de desarrollo con dos mil once metros (2011 m.)

El alzado está hecho con pocas inclinaciones para que resulte cómodo al paso habiéndose tenido en cuenta también la conveniencia de repartir los desmontes y terraplenes alternativamente para hacer más sencilla la construcción.

Empieza el camino con una rasante en pendiente recta de sesenta y un diez milímetros (oóo61 m) en ciento noventa y ocho metros y treinta y cinco centímetros (198’35 m.), sigue una rasante en rampa recta y curva de ochenta y tres diez mil centímetros (0’0083 m.) en doscientos sesenta cuatro metros  y sesenta centímetros (264’60 m) sigue otra rasante recta y curva con rampa de ochenta y seis diez milímetros (0’0086 m.) en doscientos veinte   metros y cincuenta centímetros (220’50 m.); continua con una rasante en rampa recta de veinticuatro  diez milímetros (0’0024 m.) entre ciento treinta y seis metros (136 m.) y una rasante recta  en pendiente de treinta y ocho diez milímetros ( 0’0028 m.) entre ciento quince metros (115 m.) y dos rasantes rectas  con rampas de trece milímetros (0’013 m.) en doscientos veinte y dos  metros (222 m.) y ocho diez milímetros (0’0008 m.) en cuatrocientos cincuenta y cuatro metros (454 m.) respectivamente.

En los perfiles transversales  números treinta y dos (32), cincuenta y tres (53) setenta y seis (76), y ochenta y dos (82) se proyectan obras de fábrica para dejar paso a las aguas.

      Construcción y materiales

  La construcción es sencillísima y puede detallarse como sigue: las superficies  de rasantes y taludes de terraplenes  y desmontes  se formaran con la arena producto del mismo terreno, abriéndose en aquella una caja de tres metros  y cincuenta centímetros (3’50 m.) de ancho para depositar el firme que debe ser de piedra  caliza dura de color gris azulado procedente de Sierra Carbonera, machacada hasta reducirla a un tamaño de guijarro de siete centímetros (0’07 m.). Depositada la piedra en la caja formando una sola capa bombeada con la altura de veinticinco centímetros (0`25 m.) en el centro y quince centímetros (0’15 m.) en los mordientes, dejando a uno y otro lado paseos de setenta y cinco centímetros (0’75 m.) de ancho, se dispone sobre ella  una capa de recebo  convenientemente repartida  que cubra toda la superficie  del camino y sirva para afirmar el mismo y los paseos.


Resumen:

En resumen puede manifestarse que la construcción del camino proyectado constituye una necesidad para la población de La Línea, debiendo apurar su Ayuntamiento todos los medios que estime oportuno y legales para llegar a la realización de tan útil pensamiento





Presupuesto de ejecución  material












       pesetas






Artículo 1º
Explanación

12.475,39
Artículo 2º
Obras de fábrica
1.923,56
Artículo 3º
Afirmado

15.947,23
Artículo 4º
Obras necesarias
15.605,25
Artículo 5º
Conservación y acopio
3.200,00






importe del presupuesto ejecución material
49.151,45














Presupuesto de Contrata










Ejecución Material
49.151,45


Imprevistos 1%
491,51


Direccion y Administración 5% 2.457,57


Beneficio Industrial 9%
4.423,61






importe del presupuesto de contrata
56.524,12





Importa el presupuesto de ejecución de material  la suma de cuarenta y nueve mil ciento cincuenta y una peseta con cuarenta y tres centimos, y el presupuesto de contrata la suma de cincuenta y seis mil quinientas veinte y cuatro pesetas con doce centimos.

                                                          
                                                   

                                                    Cádiz 28 de Febrero de 1908
                                                                    El arquitecto




 

Aprobado en 18 de Noviembre de 1908
El Gobernador

































Documento cedido por Enrique Alejandro Carreño Russi  

No hay comentarios:

Publicar un comentario